Espíritu Santo

La oración ¿me hace más alegre?

La oración ¿me hace más alegre?

 

Está claro que la oración no quita los problemas. No es la oración una panacea universal de resolución de los infinitos problemas humanos que surgen en las diversas circunstancias y ámbitos de la vida. Por ello no poca gente se pregunta, ¿para qué sirve la oración? ¿Me hace sentirme mejor? ¿Me hace más bueno? ¿Me hace más alegre, más feliz? ¿Qué es lo que me da para que merezca la pena dedicarle tiempo, energías y dedicación? Estas preguntas reflejan la mentalidad utilitarista en la que vivimos en la que siempre se busca una utilidad en lo que hacemos, pero como son preguntas que es lícito ponerse, vale la pena tratar de ofrecer algunas pistas que nos ayudan a encontrar el valor de la oración.

7 Frases del Espíritu Santo para Pentecostés

Meditación: Solemnidad de la Santísima Trinidad

“Penetrados por el Espíritu de amor, podemos ser signos e instrumentos de Dios que ama, que sirve, que dona la vida.” (Papa Francisco) Ver original   “El amor que une a Dios y al alma, y el Amor que constituye […]

El temor y el amor

Me es, pues, conveniente recurrir al temor de los juicios de Dios: hay en esto un poderoso remedio contra el mal, un aguijón penetrante que me ayuda a salir de él, un preservativo enérgico que me garantiza contra las caídas; […]