oración

¿Cómo pasar de los rezos que cansan a la oración que se disfruta?

¿Cómo pasar de los rezos que cansan a la oración que se disfruta?

He conocido a muchas personas que pasan de la formalidad de los rezos al gusto por la oración. ¿Cuándo se da el cambio? Normalmente el cambio se da cuando se corrige o mejora el propio concepto de oración, cuando se adoptan las actitudes adecuadas y se recibe una gracia de Dios. ¿Cuál es el concepto correcto? y ¿cuáles son las actitudes apropiadas? El siguiente elenco puede iluminar.

Para cada punto hay dos alternativas. Repásalo con calma, preguntándote qué se ajusta más a tu modo de pensar, tu modo de actuar o tu actitud de hecho en el día a día de tu vida de oración.

Al comenzar la meditación enciendo un cirio

Al comenzar la meditación enciendo un cirio

Esta es mi rutina todas las mañanas al comenzar la meditación: Entro a mi habitación, cierro la puerta y las persianas, apago las luces, enciendo un cirio, lo pongo frente al crucifijo, me arrodillo o me siento, y en un ambiente de completo silencio voy a la profundidad del corazón: “Cuando ores, entra en tu alcoba, y cerrada tu puerta ora a tu Padre que está en lo secreto.” Mt 6,6