Warning: Error while sending QUERY packet. PID=26478 in /home/laoracion/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1889
modalidades y métodos de oración | La Oración

modalidades y métodos de oración

7 medios prácticos para formar el hábito de la presencia de Dios

7 medios prácticos para formar el hábito de la presencia de Dios

En las últimas dos notas he hablado sobre el hábito más importante la vida espiritual: el hábito de la presencia de Dios. Allí he explicado en qué consiste. Ahora propongo algunos medios prácticos para vivir en la presencia de Dios.

¿Qué es la meditación?

¿Qué es la meditación?

La persona llega a hacer su encuentro con Dios partiendo de su propia intimidad: debemos ayudar a la voluntad a unirse a Dios (…); pero la voluntad, como es una facultad ciega y fría, tiene necesidad de ser iluminada. Este trabajo de iluminación y de impulso lo hace el intelecto. He aquí el encuentro con Dios, el coloquio con el Padre se ha establecido; es la oración mental.

En la oración vocal se nos proponen los afectos desde el exterior, contenidos en una fórmula; el alma los hace suyos y los dice a Dios repitiendo la fórmula con los labios. En la oración mental, en cambio, los afectos (…) se suscitan en lo íntimo del espíritu por la reflexión de la inteligencia sobre una verdad y por la voluntad que los presenta a Dios.

El progreso no es acumulación de prácticas

Supongamos que en el orden del bien me dedico a contar y a sumar, por ejemplo, el número de oraciones, de prácticas y de jaculatorias, tan santificantes y tan recomendables. ¿Es seguro que su acumulación dará la medida de mis […]

Oración para alcanzar la esperanza

¡Oh Maestro mío! Concededme esta gracia de saber esperar, comprender y seguir vuestro movimiento, de saber permanecer en Vos a fin de obrar por Vos y con Vos; dadme la sinceridad y la flexibilidad necesarias para corresponder a vuestra acción; […]

4 palabras clave para que disfrutes tu meditación diaria

4 palabras clave para que disfrutes tu meditación diaria

“Si siento que la meditación es un peso, ¿qué debo hacer?”

Respondo con otra pregunta: ¿la oración es para ti una actividad obligatoria o un encuentro querido?

Si es una actividad que cumples sólo porque debes cumplirla, comprendo que la oración se convierta en un peso difícil de cargar. Si siempre dejas la meditación para el final del día, si estás mirando continuamente el reloj mientras haces oración, si al cumplirse el tiempo terminas la oración de prisa y pasas a otra cosa, si el día en que la misa es más larga ya no haces meditación porque crees que convalida… entonces se ve claro que para ti la meditación es una rutina que cumples sólo porque debes cumplirla, como el estudiante que detesta la escuela y que va a clases porque no le queda más remedio.