modalidades y métodos de oración

¿Cómo rezar bien el Rosario?

¿Cómo rezar bien el Rosario?

Tres angustias radicales del ser humano son: perder el sustento, el miedo a la muerte y no encontrar el descanso eterno.

La Virgen María conoce bien a sus hijos, sabe que estas preguntas nos escuecen por dentro y que se nos presentan con mayor o menor fuerza según las circunstancias, los tiempos, la personalidad y la conciencia de cada uno. Por ello hacemos bien en pedirle: “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.”

Al rezar el Rosario desde nuestra realidad de hijos, pecadores y en camino, le presentamos esta súplica 50 veces seguidas.

Pensé que el tema podría venir a cuento ahora que estamos en el mes de Mayo, mes de la Madre. ¿Cómo rezar el santo rosario? 

7 medios prácticos para formar el hábito de la presencia de Dios

7 medios prácticos para formar el hábito de la presencia de Dios

En las últimas dos notas he hablado sobre el hábito más importante la vida espiritual: el hábito de la presencia de Dios. Allí he explicado en qué consiste. Ahora propongo algunos medios prácticos para vivir en la presencia de Dios.

¿Qué es la meditación?

¿Qué es la meditación?

La persona llega a hacer su encuentro con Dios partiendo de su propia intimidad: debemos ayudar a la voluntad a unirse a Dios (…); pero la voluntad, como es una facultad ciega y fría, tiene necesidad de ser iluminada. Este trabajo de iluminación y de impulso lo hace el intelecto. He aquí el encuentro con Dios, el coloquio con el Padre se ha establecido; es la oración mental.

En la oración vocal se nos proponen los afectos desde el exterior, contenidos en una fórmula; el alma los hace suyos y los dice a Dios repitiendo la fórmula con los labios. En la oración mental, en cambio, los afectos (…) se suscitan en lo íntimo del espíritu por la reflexión de la inteligencia sobre una verdad y por la voluntad que los presenta a Dios.

El progreso no es acumulación de prácticas

Supongamos que en el orden del bien me dedico a contar y a sumar, por ejemplo, el número de oraciones, de prácticas y de jaculatorias, tan santificantes y tan recomendables. ¿Es seguro que su acumulación dará la medida de mis […]

Oración para alcanzar la esperanza

¡Oh Maestro mío! Concededme esta gracia de saber esperar, comprender y seguir vuestro movimiento, de saber permanecer en Vos a fin de obrar por Vos y con Vos; dadme la sinceridad y la flexibilidad necesarias para corresponder a vuestra acción; […]