autenticidad

Ahora es cuando empiezo a ser discípulo

Lo que yo ahora deseo es que lo que enseñan y mandan a otros lo mantengan con firmeza y lo practiquen en esta ocasión. Lo único que para mí han de pedir es que tenga fortaleza interior y exterior, para […]

¿Qué rezar? ¿Cómo rezar? ¿Cuándo rezar? ¿Cuánto rezar?

¿Qué rezar? ¿Cómo rezar? ¿Cuándo rezar? ¿Cuánto rezar?

¿Son estas las preguntas más importantes?

¿Qué define a una persona? ¿Lo que tiene, lo que hace, lo que produce o lo que es? Tendemos a valorar a las personas por sus logros, sus títulos o reconocimientos, su poder, sus posesiones, sus errores, etc. Y no por lo que son. A veces, así nos valoramos también a nosotros mismos. Y tal vez nos hacemos daño. Dios tiene una mirada penetrante, capaz de ver lo que en verdad somos y eso es lo que define su relación con nosotros. La pregunta es: ¿también es eso lo que define nuestra relación con Él?

Cuando Dios te ve, ¿qué ve en ti? (Primera Parte)

Cuando Dios te ve, ¿qué ve en ti? (Primera Parte)

¿Cuál es la verdad sobre ti  mismo? Para Dios todo es perfectamente transparente: tu pasado, tu presente e incluso lo que está por venir. Tus obras, tus omisiones, tus pensamientos, tus intenciones, tu sueños y aspiraciones…. No hay nada oculto para Dios. La única forma sensata de presentarse ante Dios es ser tal cual eres, con humildad. La humildad es la verdad, la verdad de ti mismo.

¿Cómo mejorar la calidad de vida con la abstinencia?

¿Cómo mejorar la calidad de vida con la abstinencia?

“No tengo tiempo”, “no encuentro momentos de paz”, “no logro concentrarme”, “no hay un minuto de calma y silencio en la casa”, “estoy demasiado comprometido en el apostolado”, etc. Son frases que escucho con frecuencia cuando me tratan problemas sobre la vida de oración. 

 Creo que a todos nos gusta el consejo de N. Valentini:

Contemplad con más frecuencia las estrellas. Cuando carguéis con un peso en el espíritu, contemplad las estrellas o el azul del cielo. Cuando os sintáis tristes, cuando os ofendan,… pasad un momento… con el cielo. Entonces vuestra alma encontrará el descanso”.