Consagración al Sagrado Corazón

155
Consagración al Sagrado Corazón

Oh Jesús, te consagro mi corazón.
Ponlo en el tuyo porque sólo en él quiero vivir y sólo a él quiero amar.
En tu corazón quiero vivir desprendido del mundo y cogido a ti.
En él encontraré la fuerza, la luz, el calor y el verdadero consuelo.
Cuando mi corazón desfallezca, el tuyo me reanimará;
cuando mi corazón esté inquieto y agitado, el tuyo me tranquilizará.

Oh Corazón de Jesús, haz que mi corazón sea el altar de tu amor,
que mi boca proclame tu bondad,
que mis ojos estén siempre fijos en ti.
Que mi espíritu medite tus adorables perfecciones.
Que mi memoria conserve siempre el precioso recuerdo de tu misericordia.
Que todo en mí exprese mi amor a tu corazón y que mi corazón esté siempre pronto a sacrificarlo todo por Ti.

¡Oh corazón de María! El más amoroso después del de Jesús,
el más compasivo, el más misericordioso de todos los corazones,
presenta a tu Hijo nuestra consagración, nuestro amor, nuestros propósitos.
Él se conmoverá al ver nuestras innumerables miserias y nos librará de ellas,
Y después de haber sido nuestro refugio y protectora en la tierra,
Oh madre de Jesús,
Seréis nuestra Reina en el cielo.
Amén.