Para morir habiendo cumplido la misión

186
Para morir habiendo cumplido la misión

Señor, te pido que no me sorprenda la muerte en la mitad del camino que me conduce a ti. Que muera cuando terminen mis días, después de haber cumplido todos mis deberes, y después de que mi vida haya llegado al fin que tu Providencia ha designado para mí. Hazme comprender que lo que cuenta es llegar a este momento en tu santa gracia. Amén.