26 mayo,2011

Oración por un corazón puro

Señor, tú que amas la inocencia
y la devuelves a quien la ha perdido,
atrae hacia ti nuestros corazones
y abrásalos en el fuego de tu Espíritu,
para que permanezcamos firmes en la fe
y eficaces en el bien obrar.
Por nuestro Señor Jesucristo.