10 octubre,2011

Jesús, sigue siendo mi alegría

Jesús, sigue siendo mi alegría

Letra adaptada del texto original de J.S. Bach en su cantata 147: “Jesus bleibet meine freude”.
Jesús, sigue siendo mi alegría,
consuelo y savia de mi corazón.
Jesús, defiéndeme de toda pena.
Tú eres la fuerza de mi vida,
el gozo y el sol de mis ojos,
el tesoro y el prodigio de mi alma;
por eso te quiero, Jesús,
siempre cerca de mi corazón y de mi vista.

Suscríbete a YouTube