Balance de la noche

254
Balance de la noche

¿Dónde estuve, Señor?
Salí de casa…
salí de noche
en busca de tu día.
Salí agitada,
sin lámpara, sin guía.
Salí de casa…¿Por qué?
¿Te me escondías?
¡cuando Tú en ella estabas!
Tal vez dormías…
Era de noche.
Ninguna estrella que me alumbrara.
Ni había luna.
No había nada.
Yo me perdía
entre tanta casa,
entre tanto coche,
entre calle y vías.
Volví cansada,
aún de noche.
Tú me esperabas.