Oración de abandono al Espíritu Santo

1052

Espíritu Santo, un día le inspiraste a San Agustín justo lo que yo necesitaba escuchar hoy: «El pasado déjalo en manos de la Divina Misericordia, el futuro en manos de la Divina Providencia, el presente en manos del Divino Amor». Así es que aquí me tienes: en tus manos.