Oración al Espíritu Santo para sanar heridas

1131

Espíritu Santo, te suplico que purifiques mi memoria para que en Cristo puedan redimirse todos los recuerdos que me inquieten o me hagan daño. Borra todo aquello que me lastime, sana las heridas, ilumina los momentos oscuros. Conserva los frutos de las malas experiencias, pero anula toda sombra de rencor o de tristeza. No quiero abrir heridas, mucho menos permitir que produzcan gangrena. En cambio, te suplico que mantengas viva la memoria de los bellos momentos, la gratitud por las buenas experiencias, el gozo de los momentos felices. Dejo mi pasado en manos de tu Divina Misericordia, para que mis recuerdos sean fuente de paz y gratitud.