3 mayo,2018

Oración al Espíritu Santo para ofrecer el sufrimiento y pedir sanación

Espíritu Santo Consolador: Estoy roto. Mis ojos no dejan de llorar. Ya no sé ni a dónde ni a quién voltear. Mis lágrimas son mi única oración. No tengo otra cosa que ofrecerte ni nada más que decirte. Acéptalas como una pobre ofrenda, como una tímida súplica: sáname, Señor.