La oración mira únicamente a Dios

En la literatura y correspondencia espirituales hay muchos hombres que se cuentan a sí mismos en lugar de volverse únicamente hacia Dios. Lo mismo sucede en la oración, que es para muchos una degustación de su “yo” más que una mirada posada únicamente en Dios y su amor misericordioso. (Lafrance J, Mi vocación es el amor).