29 mayo,2019

Jesús, Divino prisionero de amor

“Jesús, Divino prisionero de amor; cuando considero Tu amor y cómo Te has anonadado por mí, mis sentimientos desfallecen. Encubres Tu Majestad inconcebible y Te humillas rebajándote a mí, un ser miserable. Oh Rey de la Gloria, aunque ocultas Tu hermosura, el ojo de mi alma desgarra el velo. Veo a los coros de los ángeles que Te honran incesantemente y a todas las potencias celestiales que Te alaban sin cesar y que Te dicen continuamente: “Santo, Santo, Santo”

Suscríbete a YouTube

Oh, ¿quién comprenderá Tu amor y Tu misericordia insondable hacia nosotros?”