Dios busca al hombre

Dos maneras de caminar hacia Dios

“Nosotros, Teótimo, como hijos pequeños del Padre celestial, podemos ir con Él de dos maneras. Porque primeramente podemos andar por los pasos de nuestro propio querer, conformándole con el suyo, teniendo siempre con la mano de nuestra obediencia la de […]

Dios se complace en nosotros no obstante nuestra fragilidad

«Puede suceder que una Hermana que tropieza frecuentemente y comete muchas imperfecciones, sea más virtuosa y más agradable a Dios, o por su grandeza de ánimo que conserva en medio de sus imperfecciones, sin dar cabida a la inquietud y […]