Redimir el Tiempo

688

Si no aprendo a perder el tiempo contigo – muchas veces, muchos ratos, muchos días – la íntima unión amorosa a que me destinas no pasará de ser una bella ilusión. Quien vive de prisa, no vive de veras, dijo el poeta, y dijo bien, pues lo mejor de la vida viene dado por la alegría del amor.

Redimir el tiempo. Sólo redimo el tiempo en que te estoy amando.