30 mayo,2017

Dios realizará su designio

Él hará [Salmo 36].– Dejad libre el camino a Dios, tened confianza en Él y Él hará. Él hará: este verbo me choca; es absoluto, sin régimen que restrinja su alcance y limite su aplicación. Hará no solamente esto o lo otro, no sólo en este momento o en el de más allá, sino todo y siempre. Todo; es decir, toda su obra en la plenitud que conviene. Y su obra es la vida; la vida viene de Él: Él hará la vida. Y la hará Él mismo; Ipse. Se ocupará, y se preocupará en ella, la dirigirá, la comenzará y la acabará: será su obra. Él tiene la idea, tiene el deseo y Él ejecuta. ¡La obra es tan grande y Él desea tanto llevarla a cabo! Así, ¡qué operaciones y qué progreso tan admirables realiza en aquellas almas donde sus designios no encuentran oposición! Los santos son la prueba de ello. ¿Y en mí?… Su idea sobre mí es tan alta, su deseo tan apremiante, su acción tan incesante… en todos los sucesos… ¡Si yo lo conociese!… ¡Si lo comprendiese por lo menos en cuanto esto me es posible y necesario! (José Tissot, La vida interior)