6 Frases de amor a la Iglesia

Meditación: El Señor de la vida

“Imitemos la inmensidad del amor del mismo Jesús, modelo supremo de amor hacia la Iglesia. Indudablemente que la Esposa de Cristo, la Iglesia, es única; y sin embargo el amor del Esposo divino se extiende tan ampliamente que, sin excluir a nadie, abarca en su Esposa a todo el género humano.”

(Pio XII) Ver original

 

“Por tanto, ruego al Señor que me dé la gracia de hacer de mi muerte próxima don de amor para la Iglesia. Puedo decir siempre la he amado; fue su amor quien me sacó de mi mezquino y selvático egoísmo y me encaminó a su servicio; y para ella, no para otra cosa, me parece haber vivido.”

(Pablo VI) Ver original

 

“Un hombre puede sufrir como un pagano, como un condenado o como un santo. Para sufrir con Jesús hay que aspirar a sufrir como un santo. Sólo entonces nos aprovecha el sufrimiento y sirve para que la Pasión pueda aplicarse a las almas. “Suplo en mi carne lo que resta de los sufrimientos de Cristo por el cuerpo de Él, que es la Iglesia”, (Colos I, 24).”

(Dom. J.B. Chautard) Ver original

 

“Ciertamente que el corazón del apóstol tiene que sangrar a la vista de las tribulaciones que sufre la Iglesia; pero no hay semejanza alguna entre sus sufrimientos y los del hombre que carece de espíritu sobrenatural. La prueba está en la actitud y actividad de éste cuando se presentan las dificultades, y en sus impaciencias, abatimiento y desesperación, y, a veces anonadamiento ante las ruinas irreparables.”

(Dom. J.B. Chautard) Ver original

 

“La mujer, colmada del espíritu de maternidad sobrenatural, tiene la misión de ganar nuevos hijos de Dios. La mujer es, de manera especial, imagen de la Iglesia, de la Esposa de Cristo. La maternidad sobrenatural se realiza sólo en las mujeres que viven y mueren con Cristo y que trabajan en el mismo sentido por la educación de aquellos que le han sido confiados (para que ellos también vivan y mueran en Cristo ndr). Pero de entre todas las mujeres la más íntimamente unida a Cristo es la Madre de Dios; ella es el corazón de la Iglesia, cuya cabeza es Cristo.”

(Santa Teresa Benedicta de la Cruz) Ver original

 

“El amor se debe poner más en las obras que en las palabras” (Ejercicios n.Q 23). Teresa vinculará siempre el amor al don efectivo de su persona que se da a través de pequeñas obras. Tanto cuanto está despegada de las grandes obras y trabajos de penitencia deslumbradoras que llenan de orgullo, tanto se agarra a las pequeñas acciones realizadas con amor. En el fondo esto es obedecer a las sugerencias del Espíritu que nos conduce a la obediencia de Cristo y de la Iglesia.”

(Jean Lafrance) Ver original