15 Frases de la Oración

Oración por un corazón grande

“Orar significa mirar a Jesús amándolo.”

(Tadeu Daczer) Ver original

 

“En el diálogo amoroso de un alma con Dios germinan los grandes acontecimientos que cambian el rumbo de la historia.”

(Santa Teresa Benedicta de la Cruz) Ver original

 

La oración da un corazón transparente. Y un corazón transparente puede ver a Dios.”

(Teresa de Calcuta) Ver original 

 

“La oración y el sacrificio constituyen toda mi fuerza y son las armas invencibles que Jesús me ha dado. Ellas pueden, mucho mejor que las palabras, mover los corazones.”

(Santa Teresita de Lisieux) Ver original

 

“Una gota de agua, es nada. Unida al océano, participa de su poder y de su inmensidad. Esto ocurre con mis oraciones, unidas a las tuyas. “

(Dom. J.B. Chautard) Ver original

 

“Cuando hablamos a Jesús con simplicidad y con todo nuestro corazón, Él hace lo que una madre, que toma en sus manos la cabeza de su hijito y la cubre de besos y de caricias.”

(San Juan María Vianney) Ver original

 

La oración es la fuerza del cristiano y de toda persona creyente. En la debilidad y en la fragilidad de nuestra vida, podemos dirigirnos a Dios con confianza de hijos y entrar en comunión con Él.”

(Papa Francisco) Ver original

 

“No hay cosa que no pueda la oración; te salvará aunque estés manchado con miles de pecados; pero ha de ser tu oración fervorosa y perseverante. En efecto, a todos los que acuden a su bondad con la oración los escucha el Señor y les concede la gracia con abundante profusión.”

(San Alfonso Maria de Liborio) Ver original

 

“El que no medita puede hacer como el que no se mira nunca al espejo, que no se preocupa de salir arreglado. Puede estar sucio sin saberlo. El que medita y piensa en Dios, que es el espejo de su alma, busca conocer sus defectos, intenta corregirlos, se reprime en sus impulsos y pone su conciencia a punto.”

(San Pío de Pietrelcina) Ver original

 

“La oración es la mejor arma que tenemos; es una llave que abre el corazón de Dios. Debes hablar a Jesús también con el corazón además de hacerlo con los labios; o, mejor, en algunas ocasiones debes hablarle únicamente con el corazón.”

(San Pío de Pietrelcina) Ver original

 

“En la oración lo que cuenta no es lo que nosotros hacemos, sino lo que Dios hace en nosotros durante ese tiempo.”

(P. Jacques Philippe) Ver original

 

“La oración, que es apertura y elevación del corazón a Dios, se convierte así en una relación personal con él. Y aunque el hombre se olvide de su Creador, el Dios vivo y verdadero no deja de tomar la iniciativa llamando al hombre al misterioso encuentro de la oración.”

(Benedicto XVI) Ver original

 

“No penséis, hijas mías, que la oración sea obra del espíritu humano, es un don especial del Espíritu Santo, que eleva las potencias del alma sobre las fuerzas naturales, para unirse a Dios por sentimientos y comunicaciones de que son incapaces el raciocinio y la sabiduría de los hombres.”

(San Francisco de Sales) Ver original

 

“Cuando los afectos se hacen áridos, Dios quiere elevarnos por encima de nuestros sentidos y unirnos a él por medio de una fe pura y el puro espíritu. La oración en estas condiciones será sin consuelos pero no sin frutos.”

(Dom Vital Lehodey) Ver original

 

“¡Qué grande es, pues, el poder de la oración! Se diría que es una reina que en todo momento tiene entrada libre al rey y puede conseguir todo lo que pide… “

(Jean Lafrance) Ver original