27 mayo,2014

Fortaleza

Fortaleza

Esto quisiera pedirte, Señor: arranca de raíz la lepra de mi corazón.
Dame fuerza para sobrellevar ligeramente mis penas y mis alegrías.
Dame fuerza para que mi amor se traduzca en continuos servicios.
Dame fuerza para no despreciar jamás al pobre y para no doblar la rodilla ante el poderoso insolente.
Dame fuerza para mantener mi espíritu muy por encima de las pequeñeces humanas.
Dame fuerza para someter mi fuerza a tu voluntad por amor. Amén.