28 junio,2011

En la playa

Querido Dios,
me gusta sentarme en la orilla y
mirar cómo el agua baña la arena.
Cuando estoy aquí pienso
que creaste un mundo inmenso.
Sentado en la playa, miro a lo lejos
donde se juntan el mar y el cielo.
Pienso en ese mundo desconocido.
Algún día lo conoceré,
cuando haya crecido.

Suscríbete a YouTube