Del joven por ella

375
Del joven por ella

Tú sabes, Madre, que en mi juventud nueva ha nacido en mi frente una nueva estrella.
Y por eso…
Hoy vengo a pedirte por ella.
Por aquella muchacha que ha de ser mi esposa.
Guárdala en tu regazo pura y bella,
libre del cieno inmundo,
y en sus ojos claros… una luz misteriosa.
Yo en cambio:
Te prometo conservarme con tu ayuda
digno de ella.
Ser luminoso y viril, como una antorcha.
Limpio como una estrella.
Como un lirio altivo montando mi guardia.
Amén.