Verbo de Dios, eterna luz divina

Verbo de Dios, eterna luz divina,

fuente eternal de toda verdad pura,

gloria de Dios que el cosmos ilumina,

antorcha toda luz en noche oscura.

Palabra eternamente pronunciada

en la mente del Padre sin principio,

que en el tiempo a los hombres nos fue dada,

de la Virgen María, hecha Hijo.

Las tinieblas de muerte y de pecado

en que yacía el hombre, así vencido,

su verdad y su luz han disipado,

con su vida y su muerte ha redimido.

No dejéis de brillar, faros divinos,

con destellos de luz que Dios envía,

proclamad la verdad en los caminos

de los hombres y pueblos,

sed su guía. Amén.