Esta mujer no quiso

786

Esta mujer no quiso

tomar varón ni darle su ternura,

selló su compromiso

con otro amor que dura

sobre el amor de toda criatura.

Y tanto se apresura

a zaga de la huella del Amado,

que en él se transfigura,

y el cuerpo anonado

ya está por el amor resucitado.

Aquí la Iglesia canta

la condición futura de la historia,

y el cuerpo se adelanta

en esta humilde gloria

a la consumación de su victoria.

Mirad los regocijos

de la que por estéril sollozaba,

y se lleno de hijos

porque el Señor miraba

la pequeñez humilde de su esclava. Amén.