¿Cómo ser protagonista a los ojos de Jesús?

437
mirada de Jesus

“«¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en las plazas, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas y aparentan hacer largas oraciones. Esos recibirán una condenación más rigurosa».

Estando Jesús sentado enfrente del tesoro del templo, observaba a la gente que iba echando dinero: muchos ricos echaban mucho; se acercó una viuda pobre y echó dos monedillas, es decir, un cuadrante. Llamando a sus discípulos, les dijo: «En verdad os digo que esta viuda pobre ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero esta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir»” (Mc 12, 38-44).

CONSIDERACIÓN

Tanto la sociedad como la cultura actual, al igual que las de tiempos de Jesús, están colmadas del deseo de figurar, y de protagonismo. Los medios de comunicación destacan a los personajes influyentes y provocan el anhelo de ser citados como famosos. En cambio, el Evangelio presenta un modo diferente de comportamiento, en el que la discreción, el anonimato y la honradez se valoran de manera especial.

El protocolo social político y eclesiástico es cuidadoso con la dignidad de cada persona, y ello es forma habitual para la convivencia. Pero cuando por alguna causa se olvida el escalafón que corresponde a cada persona pueden seguirse consecuencias muy graves, hasta de despido de los responsables.

Jesús advierte del riesgo de desear la apariencia. Cada uno puede descubrir hasta qué punto sufre si no se le tiene en cuenta, si no se le da el honor que entiende se le debe, si se apoderan de él los celos al ver el tratamiento que reciben otros. La viuda pobre es presentada como icono de generosidad y se convierte en protagonista a los ojos de Jesús.

PROPUESTA

¿Te sientes herido cuando no te consideran socialmente? ¿Buscas, aunque sea de manera inconsciente, que te reconozcan los servicios prestados?


Agradecemos esta aportación a Don Ángel Moreno de Buenafuente (consulta aquí su página web) El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet y redes sociales, siempre y cuando se cite su autor y fuente original: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.