Fortaleza

    802

    Una virtud cardinal infundida con la gracia santificante que enardece el apetito irascible y la voluntad para que no desistan de conseguir el bien arduo o difícil ni siquiera por el máximo peligro de la vida corporal (Teología de la perfección cristiana §431)

    « Índice