Devoción

El término devoción denota una realidad que, a lo largo del recorrido de la historia del hombre, oscila entre una acción concreta externa y un sentido moral e interior. En el latín clásico indica el acto con el que una persona o cosa se entregan a los dioses malignos para aplacarlos y obtener un favor (…). Más tarde, se usó para designar la consagración de un súbdito al servicio del emperador (…). En el cristianismo, la devoción significa, sobre todo, los actos rituales y litúrgicos con los que se ofrece un culto a Dios como signo del servicio debido al Señor. La salmodia y el sacrificio eucarístico se convierten así en devociones. Sin embargo, al mismo tiempo, y no siempre pudiendo hacer una clara distinción, se usa devoción para significar disposiciones interiores, necesarias para poder celebrar dignamente la liturgia: el obsequio, la fe, el esfuerzo, el fervor (Diccionario de mística)

« Índice