Conclusión de la exposición de los grados de humildad

141

67 Cuando el monje haya subido estos grados de humildad, llegará pronto a aquel amor de Dios que «siendo perfecto excluye todo temor», 68 en virtud del cual lo que antes observaba no sin temor, empezará a cumplirlo como naturalmente, como por costumbre, 69 y no ya por temor del infierno sino por amor a Cristo, por el mismo hábito bueno y por el atractivo de las virtudes. 70 Todo lo cual el Señor se dignará manifestar por el Espíritu Santo en su obrero, cuando ya esté limpio de vicios y pecados.

Regla