Usar o abusar del placer…

358

¡Ah! Ciertamente el placer es bueno, pero es cuando está bien empleado. Si abuso de él se convierte en el peor de todos los males y en fuente de todas mis aberraciones. Bien empleado hace santos; mal empleado hace condenados. Bienaventurado el hombre que sabe usar de él; desgraciado aquel que abusa. No pervirtamos jamás las ideas de Dios. Ningún placer es malo en sí; sólo el abuso puede hacerlo malo. Todo placer que conduce a facilitar el deber es sano, fortifica y eleva. Pero si contraría el deber se hace pernicioso, mortal, envilecedor. En el primer caso nutre virtudes; en el otro hace bestias. A mí me corresponde ver cómo quiero usar de él. (José Tissot, La vida interior)