Los sacramentos depósitos y canales de la gracia

1216

He aquí los grandes depósitos y los grandes canales de la gracia: [los sacramentos] instituidos por Jesucristo para el sustento sobrenatural de las almas: en ellos es donde principalmente se bebe la vida divina, y de ellos es de donde fluye con mayor abundancia. Ha querido el Salvador emplear estos medios sensibles para derramar sobre los elegidos de Dios los torrentes de la vida sobrenatural. Como en Jesucristo, así también en los sacramentos están unidos los dos extremos: en Él están unidos Dios y el hombre; en el sacramento la gracia divina está unida al signo sensible que la produce. ¿Para qué? –Para proclamar y realizar, de un extremo a otro de la creación, la gran idea divina, la que ha presidido a la gran obra y la ha determinado: la unión. (José Tissot, La vida interior)