La resurrección de Jesús

94

Primer misterio glorioso. La resurrección de Jesús.

«Jesús le dice: «María». Ella se vuelve y le dice en hebreo: «Rabbuní» – que quiere decir: «Maestro» -. Dícele Jesús: «No me toques, que todavía no he subido al Padre. Pero vete donde mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y vuestro Padre, a mi Dios y vuestro Dios». Fue María Magdalena y dijo a los discípulos que había visto al Señor y que había dicho estas palabras» (Jn 20,16-18)

Alégrense por amor. Que nuestro corazón viva en la alegría y en la paz, porque al que amamos más que a nosotros mismos se encuentra en una felicidad y en una alegría infinita, perfecta, inmutable…No hay que caer en barro que somos nosotros mismos: es necesario hacer un examen de conciencia, pidiendo perdón por nuestra infidelidad. Pero el amor mira sin cesar al amado, no puede dejar de mirarle. Y porque nuestro amado es feliz, seamos felices por su felicidad. (Carta a Don Huvelin, Pascua 1912)