19 abril,2017

La misericordia y la justicia de Dios

Bienaventurados los misericordiosos: luego bienaventurado sobre todos aquél que es el único que tiene derecho de ser llamado bueno: uno solo es bueno, Dios (Mt 19, 17). Aquél cuya esencia es la Caridad. Aquél cuya misericordia y bondad no tienen mas límites que los límites de la misma eternidad: Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia (Salm 135). El rigor no es propio de la naturaleza de Dios. Cuando Dios cede a la cólera, hace una obra que le es extraña, (Is 28, 21). Su mano izquierda tiene la vara de la justicia y Dios se cansa pronto de trabajar con esta mano su obra es ajena a él (ibidem). La mano derecha del Señor, al contrario, es el instrumento favorito de su corazón, ella es la que hace las obras de su amor… De un pecador ciego y empedernido, sabe hacer en un momento un penitente decidido: es el cambio de la mano del Altísimo (Salm 66, 2)» (Homilía de Mons. PIE, en el día de Todos los Santos de 1871). (José Tissot, El arte de aprovechar nuestras faltas)

Suscríbete a YouTube