La inteligencia, facultad maestra del hombre

191

La inteligencia es la facultad maestra del hombre, y a ella es a quien pertenece la dirección del mismo. La inteligencia es la que prepara los caminos a la fe, y en ella es donde reside esta gran virtud. Cuando la inteligencia se ve suplantada en sus funciones directoras, no sólo la naturaleza sino también la fe y la espiritualidad padecen quebranto. Y esto es lo que acontece en nuestros días. La sensibilidad, que ocupa un lugar secundario en las facultades del hombre, escala el primer lugar y aspira a dirigirlo todo, hasta la misma piedad. Y así resulta –ya lo hemos dicho– que la vida llega a ser un negocio de sentimiento, la fe una impresión, la piedad una sensación. (José Tissot, La vida interior)