21 junio,2013

La caridad jamás termina

Esto es hablar con una perfecta sabiduría y exactitud. La caridad jamás termina. ¿Qué significa esto? Si alguien consigue estos carismas que el Espíritu concede – quiero decir las lenguas de los ángeles, la profecía, la ciencia, el don de sanación – pero no está aun plenamente liberado, por la caridad del Espíritu, de las pasiones que lo perturban desde el interior, y no recibió aun en su alma el perfecto remedio de la salvación, ése permanece en el temor de una caída, porque no tiene la caridad que funda y confirma en la estabilidad de la virtud.