28 mayo,2017

Hágase tu voluntad

Para procurar la gloria de Dios existe un camino que hay que seguir. ¿Cómo procurarla si no conozco lo que a ella conduce? La voluntad de Dios me traza el camino; ella me indica por dónde debo ir, lo que debo evitar y lo que debo hacer para procurar su gloria y encontrar mi felicidad; ella me da la dirección para procurar a Dios la santificación de su nombre y a mí el advenimiento de su reino. Después de las dos primeras peticiones viene, pues, naturalmente esta tercera: Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. (José Tissot, La vida interior)