Fidelidad en el puesto que Dios te dio

317

Entrega y valor real significa saber que uno ha sido colocado en un puesto determinado y no por un pequeño comandante, sino por el Señor de la existencia, por Dios Nuestro Señor, y, por lo tanto, no puede abandonar su puesto hasta que no sea llamado por Dios mismo.