Esperanza y oración para el pecador

538

En tanto conservemos la esperanza, jamás hemos de rechazar al pecador sino más bien orar por él.