Encomendarse a Dios durante la enfermedad

130

En la enfermedad, veamos sólo a Dios, creamos en su amor y bendigamos la prueba. Si mostramos poca paciencia estamos doblemente enfermos, de alma y de cuerpo.