El abandono no exenta las leyes de prudencia

101

En cuanto a la salud, el abandono no quita sino la preocupación; no dispensa en manera alguna de las leyes de la prudencia.