En qué consiste la perfección cristiana

La perfección cristiana no es otra cosa que una perfecta observancia de los preceptos de Dios y de su ley, con el solo fin de obedecerle y agradarle, sin declinar ni a la diestra ni a la siniestra, ni volver atrás (Deut. 32.– Isai. XX, 21).(El Combate Espiritual, Lorenzo Scupoli)