26 septiembre,2013

Dios nos ha amado desde la eternidad

Antes de que vosotras hubieseis nacido, el Señor había reservado para sí vuestro corazón, para colmarlo de amor.