Dejar el pasado para alcanzar la santidad

119

No tenemos derecho a dejarnos acorralar por nuestro pasado, sería añadir un pecado más, sería una falta de confianza en la misericordia y el poder infinito de Dios que nos ama y siempre está dispuesto a ofrecernos una nueva oportunidad de alcanzar plenamente la santidad.