9 octubre,2016

Dejar a un lado las penas de otro momento

A cada día le basta su contrariedad. No añadamos a las penas de hoy que ya son suficientes, las de ayer y las de mañana.

Suscríbete a YouTube