21 junio,2013

Aceptar la cruz

Si resulta un martirio la situación en que se encuentra, no puede Vd. desear cosa mejor, por ser la más propia para santificarla. Basta con que se resigne por poco que sea, en las tribulaciones que se afligen; lo único de temer es que la descubra Vd. a quienes no tiene misión de dirigirla: esto ha de evitarlo con mucha precaución.