26 mayo,2011

Novena a San José

Novena a San José

V. A Cristo, Hijo de Dios, que quiso ser tenido por hijo de José, venid, adoremos.
R. A Cristo, Hijo de Dios, que quiso ser tenido por hijo de José, venid, adoremos.

V. Venid, cantemos jubilosos al Señor, cantemos gozosos a la Roca de nuestra salvación.
R. A Cristo, Hijo de Dios, que quiso ser tenido por hijo de José, venid, adoremos.

V. Porque Dios es el Señor, Rey grande sobre todos los dioses, que tiene en sus manos las profundidades de la tierra y suyas son también las cumbres de los montes.
R. A Cristo, Hijo de Dios, que quiso ser tenido por hijo de José, venid, adoremos.

V. Suyo es el mar, pues Él lo hizo; suya es la tierra, formada por sus manos. Venid, postrémonos en presencia de Él; doblemos la rodilla ante el Señor nuestro hacedor, porque Él es nuestro Dios y nosotros el pueblo que Él apacienta, el rebaño que Él guía.
R. A Cristo, Hijo de Dios, que quiso ser tenido por hijo de José, venid, adoremos.

Día 1: Subió José desde Galilea, desde la ciudad de Nazaret, hasta Judea, a la ciudad de David, llamada Belén, por ser de la casa y familia de David, para empadronarse con María su esposa.

Día 2: Los pastores fueron con presteza y encontraron a María, a José, y al Niño recostado sobre el pesebre.

Día 3: El Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al Niño y a su Madre y huye a Egipto”.

Día 4: Levantándose de noche, tomó al Niño y a la Madre y se retiró hacia el Egipto, permaneciendo allí hasta la muerte de Herodes.

Día 5: Muerto Herodes, se apareció el Ángel del Señor, en sueños a José, en Egipto, y le dijo: “Levántate, toma al Niño y a su Madre y vuélvete a la tierra de Israel, porque ya han muerto los que atentaban contra la vida del Niño.

Día 6: Al llevar sus Padres al Niño Jesús al Templo para cumplir lo que prescribe la ley sobre él, Simeón lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios. Su padre y su madre estaban maravillados de las cosas que se decían de Él.

Día 7: Le dijo su Madre: “Hijo, ¿por qué has obrado así con nosotros? Mira que tu padre y yo, apenados, andábamos buscándote”.

Día 8: Tenía Jesús alrededor de treinta años y era tenido por hijo de José.

Día 9: Halló José gracia a los ojos de su Señor y le servía a Él. Hízole mayordomo de su casa, y puso en sus manos todo cuanto tenía.

V. Le constituyó Señor de su casa.
R. Y administrador de todas sus riquezas.

Oremos: Te rogamos, Señor, por los méritos del Esposo de tu Santísima Madre, nos ayudes, y por su intercesión nos sea dado lo que por nuestros merecimientos no podemos alcanzar. Que vives y reinas con Dios Padre, en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.