Dichosa Tu

1035

Dichosa tú, que, entre todas,

fuiste por Dios sorprendida

con tu lámpara encendida

por el banquete de bodas.

Con el abrazo inocente

de un hondo pacto amoroso,

vienes a unirte al Esposo

por virgen y por prudente.

Enséñanos a vivir;

ayúdenos tu oración;

danos en la tentación

la gracia de resistir.

Honor a la Trinidad

por esta limpia victoria.

Y gloria por esta gloria

que alegra la cristiandad. Amén.