23 marzo,2017

Dejad que el grano se muera

Dejad que el grano se muera

y venga el tiempo oportuno:

dará cien granos por uno

la espiga de primavera.

Mirad que es dulce la espera

cuando los signos son ciertos;

tened los ojos abiertos

y el corazón consolado:

si Cristo ha resucitado,

¡resucitarán los muertos! Amén.