Seamos ricos a los ojos de Dios

279
La oración: ¿escape o encuentro?

“Guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes. (…) Me diré a mí mismo: «Hombre, tienes bienes acumulados para muchos años: túmbate, come, bebe y date buena vida». Pero Dios le dijo: «Necio, esta noche te van a exigir la vida. Lo que has acumulado, ¿de quién será?» Así será el que amasa riquezas para sí y no es rico ante Dios (Lc 12, 15.20-21).

Comentario

Toda pregunta que aparece en el texto bíblico tiene la fuerza de ser una cuestión que nos debemos plantear personalmente. En el caso del Evangelio de este domingo, cuando quizá estamos disponiéndonos al mes de vacaciones, tiempo de holganza, de descanso y de disfrutar de mayor libertad de movimientos, la parábola que nos propone Jesús nos invita a una forma de descansar sin perder la perspectiva de la trascendencia para no sucumbir en un consumo destructivo.

Los Bienes

Los signos y los augurios parecen contrarios al despilfarro, y aunque se tenga abundancia de recursos, crece el número de los que lo están pasando mal; una conducta inconsciente respecto al uso de los bienes se puede convertir no solo en un modo de vida egoísta, sino también en ofensa a quienes no tienen medios para disfrutar del necesario tiempo de descanso.

Propuesta

¿Eres responsable y solidario en el uso de los bienes?


Agradecemos esta aportación a Don Ángel Moreno de Buenafuente (consulta aquí su página web) El contenido de este artículo puede ser reproducido total o parcialmente en internet y redes sociales, siempre y cuando se cite su autor y fuente original: www.la-oracion.com y no se haga con fines de lucro.