Vivir el presente

284

Ten siempre el firme y general propósito de querer servir a Dios con todo el corazón y durante todo el tiempo de la vida. No te preocupes por el mañana; piensa sólo en hacer el bien hoy; y cuando llegue el mañana, se llamará hoy; y entonces se pensará en él.