Vigilar los pensamientos

111

14 Esto es lo que nos muestra el Profeta cuando declara que Dios está siempre presente a nuestros pensamientos diciendo: «Dios escudriña los corazones y los riñones». 15 Y también: «El Señor conoce los pensamientos de los hombres»,16 y dice de nuevo: «Conociste de lejos mis pensamientos». 17 Y: «El pensamiento del hombre te será manifiesto». 18 Y para que el hermano virtuoso esté en guardia contra sus pensamientos perversos, diga siempre en su corazón: «Solamente seré puro en tu presencia si me mantuviere alerta contra mi iniquidad».

Regla